Economía

Temas de Interés

Cumplimento normativo. Sistema de Control interno

Dentro del plan de actuación de la Iglesia española, por extensión, y del diocesano por concreción, se están poniendo en marcha protocolos de cumplimento normativo en distintas materias. Es necesario disponer de los mismos para evitar situaciones indeseadas que, en aplicación de los referidos protocolos puedan ser evitables.

Es interés manifestado de la CEE y de nuestros obispos el poder disponer de estos recursos que junto al personal necesario especializado correspondiente puedan ponerlo en marcha y prestar así un servicio a la Iglesia en materias tan importantes como tributario, penal, protección datos, medioambiental así como otras actuaciones personales en materia de abusos.

La reforma legislativa que ha hecho responsables penalmente a las personas jurídicas en determinados supuestos ha hecho saltar las alarmas de todas las organizaciones. Sin embargo, el compliance va mucho más allá: es la necesidad de poner en marcha programas que aseguren el cumplimiento de las normas, pero también los valores y principios internos de cualquier ente. Es una posibilidad extraordinaria para la Iglesia. Nos va a permitir desarrollar de forma más coherente y dinámica nuestra misión. Estas actuaciones colaboran eficazmente a la implantación de una cultura ética y respetuosa de los valores y principios de la organización.

Fiscalización del Tribunal de Cuentas

Como es público y notorio ya que las noticias en los últimos tiempos así lo han indicado existe una corriente en la sociedad que pretende que el control a la Iglesia Católica se haga por parte del Tribunal de Cuentas.

Vaya por delante que la Iglesia Católica está sometida a los controles ordinarios de toda entidad que desarrolla actividad en nuestra sociedad (fiscales, laborales, sociales, etc.), Además de manera proactiva se dan a conocer con los portales de Transparencia no solo los datos económicos sino otras informaciones que se considera puede ser de interés. Por tanto, rendimos cuentas a todos los niveles.

Otra cuestión es si se considera que se deba rendir cuentas o no a referido Tribunal. El Tribunal de Cuentas es el supremo órgano fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado, así como del sector público.

La Iglesia se somete al régimen de revisión establecido por el acuerdo entre el Gobierno español y el Estado Vaticano.

Como la Iglesia no recibe partida alguna de los Presupuestos Generales del Estado, no está sujeta al régimen fiscalizador del Tribunal de Cuentas.

En cambio, ajustándose al citado acuerdo, la Iglesia presenta anualmente una extensa Memoria económica y de actividades ante el Tribunal de Justicia -que regula las relaciones entre el gobierno español y la Santa Sede- donde se detalla el destino de los recursos que los contribuyentes asignan libremente a la labor de la Iglesia. Esta Memoria es actualmente auditada por PriceWaterhouseCoopers (Pwc), auditoría de máximo prestigio.

La publicación de la Memoria económica y de actividades es uno de los puntos centrales del convenio entre la CEE y Transparencia Internacional. Dicha memoria puede consultarse en el Portal de Transparencia de la CEE o en el portal para el sostenimiento económico de la Iglesia, Portantos.es. Esta memoria se publica anualmente en versión resumida y con gráficos y porcentajes aclaratorios

Protección de Datos

Desde el pasado mes de Mayo de 2018 la legislación canóniga y civil en materia de protección de datos arrojo varias novedades que nos afectan. El 22 de Mayo se promulgo un Decreto Canónico en esta materia, de obligado cumplimiento para las personas que están bajo su legislación, en el que estamos obligados a un cumplimento rígido de la referida normativa. Afecta a todos los datos de personas físicas que podamos manejar en el ejercicio de nuestra acción por parte de la Diócesis, de las parroquias, congregaciones, institutos y otras personas jurídicas.

Esta legislación que es un compendio de la normativa canónica existente hasta esa fecha y adaptada al Reglamento Europeo de Protección de Datos que es de aplicación desde el 25 de Mayo de 2018, viene a dar todas las capacidades al titular de los datos para que los mismos solo puedan ser tratados con su consentimiento libre, inequívoco, expreso e informado y con un destino claro tanto en el objeto del mismo con en la duración. Ya no valen aquellas fórmulas de usar los datos porque no nos dice nada su titular.

En la Diócesis se está trabajando en la implantación, adecuación y formación en esta materia, comenzando por la propia estructura diocesana y que va a continuar con las parroquias. Cualquiera de las personas pueden dirigirse en esta materia al correo datos@diocesisplasencia.org. En cumplimento de la norma se ha designado a un Delegado de Protección de Datos que, en nuestro caso, es el Vicario General y Moderador de la Curia el cual tiene la finalidad de informar y asesorar así como supervisar el cumplimiento de la normativa vigente cooperando con la autoridad de control. Su datos de contacto son dpo@diocesisplasencia.org

Oficina Diocesana de Transparencia

En nuestra Diócesis viene funcionando la Oficina de Transparencia como herramienta de gestión, apoyo, verificación, control y asesoramiento. En este camino de apoyo se vienen realizando análisis de los estados contables de nuestras parroquias tanto por parte de nuestra oficina como, en algunos casos, por parte de la propia CEE. Se pretende que todas las parroquias, extensible en el tiempo al resto de entidades bajo la autoridad del Ordinario, tengan esta actividad que redundara sin duda en beneficio de la Comunidad.

Mayor claridad, mayor transparencia es sinónimo de mayor compromiso.

ICIO

Ya comentamos el pasado año en estas mismas líneas el tema del Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) es la única exención que deriva de los acuerdos con el Estado de la que aún disfruta la Iglesia. El régimen fiscal aplicable a la Iglesia Católica es el mismo que para cualquier entidad no lucrativa del país y cualquier otra confesión religiosa. ( Ley 49/2002).

Han existido pronunciamientos judiciales donde, según la sentencia, se trataría de «ayudas de estado» no permitidas por la legislación europea al tener la entidad objeto del pleito actividad económica lucrativa y exenta de manera conjunta y sin contabilidad separada.

Aunque dicha sentencia manifiesta que la exención sigue vigente cuando los bienes no están afectos a actividades económicas de lucro, por lo que no pone en tela de juicio la obra en Iglesias, casas sacerdotales, etc. No obstante la referida sentencia debemos estar expectantes y ante cualquier noticia a este respecto, se contacte inmediatamente con la Vicaria de Asuntos Económicos al objeto de estudiar el correspondiente asunto en concreto. Rogamos máxima celeridad en estos temas porque, como otros, están sujetos a plazos administrativos que, de no cumplir, podrían decaer nuestros posibles derechos.